Testimonios

Inverlando Troncoso: Una vida en La Protectora



Con solo 7 años y el deseo de comenzar sus estudios, Inverlando Troncoso, actualmente inspector del Colegio Industrial Las Nieves, dejó la casa de sus padres en Linares y llegó a La Protectora en Santiago. Fue recibido por las religiosas de la Congregación Hijas de San José, quienes lo acogieron como interno, y lo apoyaron en su formación. Cursó la enseñanza básica en el Colegio Miguel Cruchaga Tocornal y la educación media en la Escuela Granja Las Nieves, actualmente Colegio Industrial Las Nieves.

“La Protectora la siento como mi casa. Tengo que agradecer a los clérigos de San Viator y los hermanos alemanes que fueron los que me dieron mucho apoyo. En el recreo yo estaba a cargo del negocio, y de ahí nos aportaban, nos ayudaban con la ropa, con nuestras propias necesidades. Cuando salí del colegio, los clérigos me ayudaban a que vivera acá y me daban el tiempo para ir a estudiar, entonces yo colaboraba cuidando a los niños internos”, señaló Inverlando.

La Protectora, fundada en 1894 y con presencia en 7 regiones del país, busca erradicar barreras a través de programas de reparación, adopción y residencias; y fortalece a la familia y la comunidad construyendo habilidades parentales. Asimismo, forma a niños y adolescentes a través de 8 jardines infantiles y una Fundación Educacional integrada por 5 colegios (enseñanza básica y técnico-profesional).

Casos como el de Inverlando hay muchos. Niños y jóvenes que por diversas razones quedan desamparados y necesitan de tu ayuda. Colabora para que ellos puedan salir adelante y cumplir sus sueños.