Miles de personas se la jugaron por los niños y donaron para mejorar las residencias de La Protectora

Una destacada participación tuvo la Colecta Nacional de la Protectora de la Infancia “Yo me la Juego por los Niños”, realizada el 31 de agosto y 1 de septiembre, y que contó con 2 mil voluntarios, además de la participación de 26 empresas, logrando reunir más de 45 millones gracias al aporte solidario de miles de personas en 8 regiones del país.

La Colecta Nacional es una actividad de gran envergadura, en la que todos los años requiere el apoyo de un alto número de voluntarios y colaboradores de La Protectora, quienes salen a las calles o a las empresas, compartiendo no solo alegría, sino que también informando el quehacer de la fundación, la que hoy acoge y educa a más de 10 mil niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad. Este año, fueron más de 2 mil voluntarios de 29 colegios de Santiago y regiones, los que se tomaron las calles del país, incentivando la solidaridad y entregando narices rojas, como símbolo oficial de la campaña, a los transeúntes que quisieron colaborar con la cruzada.

Gracias a la solidaridad de los chilenos, y al aporte de las 26 empresas que participaron realizando colectas internas con sus trabajadores, el monto final recaudado fue de $47.562.414. Sin duda, un gran aporte que permitirá seguir dándoles un hogar digno a los que hoy más lo necesitan.

Actualmente, La Protectora cuenta con 9 residencias en las que viven 320 niños y jóvenes entre los 0 y 18 años. Éstas se ubican en las regiones Metropolitana en Puente Alto; Región de Valparaíso en Llolleo; Región de Ñuble en Chillán; Región del Biobío en Hualpén y Talcahuano; y en la Región de Los Lagos en Ancud.

Las residencias son espacios de crianza, en donde se asegura un ambiente de protección y formación integral para los niños y jóvenes en situación de vulneración de derechos, teles como: maltrato, negligencia grave, abandono y/o violencia intrafamiliar, que llegan por esos motivos derivados por los Tribunales de Familia hasta la fundación.

De ahí la importancia de contar con técnicos y profesionales capacitados para conocer adecuadamente a los niños y niñas, a través de interacciones emocionalmente cálidas y equilibradas, permitiendo construir un proceso de intervención acorde a su realidad específica.

Por ello, y con el fin de contribuir en la mejor atención de los 10 mil niños y jóvenes que son parte de La Protectora, es que esperamos que más personas se unan y se la jueguen por el presente y futuro de los niños, y así llegar a la meta en una nueva Colecta Nacional este próximo 2019.